Free Web Hosting Provider - Web Hosting - E-commerce - High Speed Internet - Free Web Page
Search the Web

EXOBIOLOGÍA
Y CIENCIAS PLANETARIAS

La búsqueda de vida en el Universo

¿Quién mató a los dinosaurios?

Por: Luis A. Saldarriaga B.
      Exobiólogo aficionado
      Marzo 15 de 2010

Chicxulub Crater
El cráter Chicxulub (México). Aquí se cree que impactó un meteorito hace 65 millones de años, lo cual debió desencadenar cambios ambientales catastróficos que causaron una extinción masiva.

La extinción K-T se conoce con este nombre debido a que se produjo en el límite de las eras geológicas Cretácea (K) y Terciaria (T), hace unos 65 millones de años. Es famosa porque coincide con la desaparición de los dinosaurios y su causa exacta ha generado mucho debate entre los expertos en el tema, con dos hipótesis antagónicas que han predominado. Se trata en ambos casos de cambios ambientales desencadenados, ya sea por el impacto de un meteorito, o por vulcanismo masivo. Un grupo de 41 expertos internacionales revisó las investigaciones hechas en los últimos 20 años para determinar la verdadera causa de dicha extinción, la cual se calcula que acabó con la mitad de las especies que vivían sobre la Tierra, entre ellas los dinosaurios y los grandes reptiles marinos y voladores (pterosaurios). Sus conclusiones fueron publicadas la semana pasada en Science y parecen poner punto final a la discusión.

La hipótesis volcánica propone que fue la emisión de grandes cantidades de dióxido de carbono, debido a episodios de vulcanismo masivo en una región de India conocida como las Trampas del Deccan, lo que condujo a cambios climáticos que desencadenaron un calentamiento global que al final mató a los dinosaurios (y muchas especies marinas). Pero como ya se había planteado en otras ocasiones, hubo casos en donde las erupciones volcánicas produjeron enfriamientos, no calentamientos. Dos ejemplos "recientes" (geológicamente hablando) ocurrieron en Islandia, con la erupción del volcán Laki (1783-4); e Indonesia, con la erupción del volcán Tambora (1815-6). En ambos hubo enfriamiento de Europa y el norte de los Estados Unidos como consecuencia del bloqueo parcial de la luz solar producido por la ceniza volcánica emitida por las erupciones. Los autores del artículo en Science plantean que a pesar de la evidencia de vulcanismo activo en las Trampas del Deccan en esa época, los ecosistemas terrestres y marinos parecen haber sido poco afectados durante los 500.000 años previos al evento KT. Ellos piensan que dicho vulcanismo no puede explicar por sí solo el momento de la extinción ni la escala de los cambios ambientales requeridos para causarla, algo que en cambio sí puede ser explicado por la hipótesis del impacto de un meteorito.

Stygimoloch spinifer dinosaurs fighting
Esta escena representa el ecosistema al final de la era Cretácea.

Para los científicos la conclusión es clara. Un meteorito de unos 10 km de diámetro impactó en Chicxulub (en la península de Yucatán, en México), un aterrador evento que debió causar terremotos de magnitud superior a 11.0 (algo que excede de lejos los peores registrados en la historia de la humanidad). El objeto debió golpear rocas ricas en sulfatos y carbonatos, los cuales liberaron gases que causaron efectos ambientales catastróficos tales como oscuridad generalizada, enfriamiento global y lluvia ácida que hicieron imposible la vida de los dinosaurios (y de muchas especies marinas) sobre la Tierra. Las simulaciones por computador muestran que los escombros debieron cubrir todo el planeta y que la nube de polvo fue suficiente para causar un descenso de la temperatura global de unos 10 ºC durante varias décadas. Una de las principales objeciones a la hipótesis del impacto era que este debió ocurrir unos 300.000 años antes de la extinción KT, pero los autores del artículo dicen que más bien se trata de un error en la interpretación del registro geológico, debido a que las rocas ubicadas cerca de la zona del impacto quedaron tan alteradas, que es difícil hacer una interpretación correcta de las mismas.

Catastrophe cartoon
Un dinosaurio le dice al otro: "¡Ooh, mira! Una estrella fugaz. Pide un deseo".

Pero queda la cuestión de si realmente este impacto fue el responsable de la desaparición de los dinosaurios. Algunos autores señalan evidencias de que ya se estaban extinguiendo, de manera gradual, caso en el cual el desastre ambiental causado por el meteorito de Chicxulub habría sido sólo el golpe de gracia para una especie que de todos modos estaba condenada a desaparecer. De ser así, también fue un golpe de suerte para nosotros. Hasta entonces los mamíferos habían estado relegados a vivir en condiciones precarias, y se cree que sólo gracias a la desaparición de los dinosaurios pudieron expandirse y evolucionar. Lo que a su vez permitió el surgimiento de la especie humana, o sea nosotros. Tal parece que después de todo no somos la máxima expresión de la creación, sino un simple fruto del azar.

Información adicional

  1. Extraterrestrial Cause for the Cretaceous-Tertiary Extinction Science 6 June 1980: Vol. 208. no. 4448, pp. 1095 - 1108

  2. The Chicxulub Asteroid Impact and Mass Extinction at the Cretaceous-Paleogene Boundary Science 5 March 2010: Vol. 327. no. 5970, pp. 1214 - 1218

  3. It Had To Be an Asteroid

  4. ¿Cuál es la causa de las extinciones masivas? Exobiología y Ciencias Planetarias Noviembre 02 de 2006

 

Imágenes cortesía:
NASA
Astrobiology Magazine / Denver Museum of Nature & Science
www.CartoonStock.com

 

luisarcelio@yahoo.com

 

Artículos originales
(lista completa)